jueves, 1 de noviembre de 2012

Nueva York se paraliza por la furia de Sandy



Nueva York es conocida como la ciudad que nunca duerme, que está abierta las 24 horas, sin embargo, la llegada de la tormenta Sandy – también conocida como la Frankenstormenta- convirtió a la Gran Manzana en una ciudad desierta.

El sur de Manhattan quedó sin luz, mientras el nivel de agua en el puerto llegaba a alturas peligrosas, incluso se reportaron automóviles flotando en Wall Street. Otras zonas de la ciudad que no habían visto inundaciones en la memoria reciente estaban lavadas por una marea que llegó a más de tres metros de altura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada